Monthly Archives: enero 2013

Nuevas obligaciones en la facturación

NOTA INFORMATIVA SOBRE FACTURACIÓN.

El nuevo Reglamento de facturación fue aprobado por el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, y con el se introducen novedades en materia de facturación con el fin de adaptarla a la normativa europea, que son de aplicación desde 1 de enero de 2013.

Las empresas y profesionales deberán sustituir los tiques por facturas simplificadas desde el 1 de enero de 2013 para justificar sus operaciones.

La nueva normativa establece dos modelos de facturas: la factura ordinaria o completa y la simplificada:

• La factura simplificada: su contenido es más reducido que la factura ordinaria. El empresario o profesional deberá expedir este tipo de factura cuando su importe no exceda de 400€, expida facturas rectificativas, o en los casos en los que la normativa anterior permitía emitir tique en lugar de factura siempre que el importe no exceda de 3.000 €, IVA incluido en este importe. Si el destinatario de la operación es un empresario o profesional que desea ejercitar el derecho de deducción del IVA deberá solicitar al expedidor de la factura que indique datos adicionales: la identidad del destinatario y las cuotas repercutidas del impuesto de forma separada. Las facturas que no contengan estos datos adicionales tendrán el mismo tratamiento fiscal que tenían los tiques en cuanto a la posibilidad de deducir el IVA.

• La factura completa: debe incluir en todo caso la identificación del destinatario, así como incorporar, cuando éste sea el caso, mención especial si la factura ha sido emitida por el destinatario o se trata de un supuesto de inversión de sujeto pasivo.

 

Además, la nueva regulación impulsa el uso de la factura electrónica con el fin de igualarla a la factura tradicional en papel. La factura electrónica es la expedida y recibida con formato electrónico. Si bien su uso está condicionado a que el destinatario haya prestado su consentimiento.

Por último, se establece un nuevo plazo común para la emisión de las facturas de operaciones entre empresarios y profesionales, que sean interiores e intracomunitarias: el día 16 del mes siguiente a la fecha de devengo o de inicio del transporte de la mercancía.

Enero de 2013

Departamento Fiscal

Nuevas obligaciones en facturación

NOTA INFORMATIVA SOBRE FACTURACIÓN.

El nuevo Reglamento de facturación fue aprobado por el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, y con el se introducen novedades en materia de facturación con el fin de adaptarla a la normativa europea, que son de aplicación desde 1 de enero de 2013.
Las empresas y profesionales deberán sustituir los tiques por facturas simplificadas desde el 1 de enero de 2013 para justificar sus operaciones.
La nueva normativa establece dos modelos de facturas: la factura ordinaria o completa y la simplificada:
• La factura simplificada: su contenido es más reducido que la factura ordinaria. El empresario o profesional deberá expedir este tipo de factura cuando su importe no exceda de 400€, expida facturas rectificativas, o en los casos en los que la normativa anterior permitía emitir tique en lugar de factura siempre que el importe no exceda de 3.000 €, IVA incluido en este importe.

Si el destinatario de la operación es un empresario o profesional que desea ejercitar el derecho de deducción del IVA deberá solicitar al expedidor de la factura que indique datos adicionales: la identidad del destinatario y las cuotas repercutidas del impuesto de forma separada.

Las facturas que no contengan estos datos adicionales tendrán el mismo tratamiento fiscal que tenían los tiques en cuanto a la posibilidad de deducir el IVA.

• La factura completa: debe incluir en todo caso la identificación del destinatario, así como incorporar, cuando éste sea el caso, mención especial si la factura ha sido emitida por el destinatario o se trata de un supuesto de inversión de sujeto pasivo.

Además, la nueva regulación impulsa el uso de la factura electrónica con el fin de igualarla a la factura tradicional en papel. La factura electrónica es la expedida y recibida con formato electrónico. Si bien su uso está condicionado a que el destinatario haya prestado su consentimiento.
Por último, se establece un nuevo plazo común para la emisión de las facturas de operaciones entre empresarios y profesionales, que sean interiores e intracomunitarias: el día 16 del mes siguiente a la fecha de devengo o de inicio del transporte de la mercancía.
Enero de 2013
Departamento Fiscal

NOTA INFORMATIVA SOBRE LA NUEVA OBLIGACIÓN DE INFORMACIÓN SOBRE BIENES Y DERECHOS SITUADOS EN EL EXTRANJERO.

Desde el 1 de enero de 2013 existe la obligación de informar sobre los bienes y derechos que cualquier residente en España haya tenido en países extranjeros en 2012.

La declaración deberá presentarse ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria antes del 30 de abril de 2013.

Los obligados a presentar la nueva declaración informativa son:
• Personas físicas y jurídicas residentes en España.
• Establecimientos permanentes en España de personas o entidades no residentes.
• Comunidades de bienes, herencias yacentes y demás entidades que careciendo de personalidad jurídica, constituyan una unidad económica o un patrimonio separado susceptible de imposición.

La declaración deberá realizarse sobre los siguientes bienes siempre que superen los 50.000 € dentro de su categoría:
1. Cuentas bancarias: abiertas en entidades bancarias cuando se sea o se haya sido titular, autorizado, representante o beneficiario, o titular de derecho real, por el saldo a 31 de diciembre y el saldo medio del último trimestre.
2. Acciones y participaciones de entidades jurídicas e instituciones de inversión colectivas.
3. Seguros de vida o invalidez.
4. Rentas temporales o vitalicias consecuencia de una entrega de capital, derechos económicos o bienes.
5. Bienes inmuebles o derechos sobre inmuebles.

La sanción establecida por el incumplimiento de esta obligación oscila entre multa pecuniaria de 1.500 € si la declaración se presenta fuera de plazo o si se presenta por medios diferentes a los telemáticos cuando se está obligado a ello, y de 5.000 € por cada dato o conjunto de datos en caso de incumplimiento absoluto de esta obligación, con un mínimo de 10.000 €.

Una vez presentada la primera declaración sólo será obligatorio presentarlo en los próximos años cuando exista un incremento de 20.000 € respecto a los bienes y derechos declarados en 2013 o se haya perdido la condición de titular de los mismos.